Realizar cursos de capacitación ayuda a encontrar un trabajo. También en el sector alimentario.

13 septiembre 2017
Publicado por José Sendra Lillo
  • Llevo tiempo trabajando a diario con directivos de distintas empresas. Ese también es mi rol en las dos empresas en las que trabajo. Por circunstancias, hace tiempo que he ido asumiendo responsabilidades en diferentes puestos. Una de las cosas que más me llama la atención, día tras día, al hablar con otros directivos con los que me reúno es la dificultad para encontrar personal cualificado para su empresa alimentaria.
Realizar cursos de capacitación ayuda a encontrar un trabajo. También en el sector alimentario.

Una de las obsesiones del responsable de recibir o estudiar un currículum vitae es apresurarse a averiguar si su solicitante ha obtenido las certificaciones requeridas o no antes de solicitar una vacante. Hay cientos de noticias que hablan sobre la cantidad de mentiras que dice la gente para lograr un puesto de trabajo, y casi en cualquier circunstancia de la vida. El sector agroalimentario no está exento. Como decía el televisivo Dr. House: todo el mundo miente.

De hecho, muchos de los directivos del sector, propietarios de establecimientos hosteleros, de mayor tamaño, o cualquier empresario al cargo de empresas alimentarias, por humildes que sean, suele comentar que cualquier aspirante a un puesto tendría más posibilidades de ser contratado si presenta en su currículum vitae la realización de cursos de capacitación en inocuidad de los alimentos. Estoy convencido, sin conocer datos exactos, de que muchos directivos estarían dispuestos a pagar a los trabajadores más capacitados. De ser un requisito voluntario sería un factor que podría decantar la balanza en favor de un candidato.

Por si fuera poco, y como ya sabéis muchos de vosotros, alguno de estos cursos puede ser un requisito legal. De hecho, la certificación en inocuidad de los alimentos se ha convertido en un punto de referencia para demostrar las competencias de los empleados, tanto para superar inspecciones de Sanidad como para lograr estándares de Calidad en Seguridad Alimentaria.

Los empleados que llevan trabajando con alimentos y/o bebidas durante años no son, a pesar de su experiencia en la industria, ajenos a las certificaciones de seguridad alimentaria. Se requiere su renovación de un modo continuo. Habitualmente, todos los años deben recibir formación. Su empresa, su empleador, es el responsable. Para el caso del carnet de manipulador de alimentos, aunque ya no conste de fecha de caducidad como tal, debe ser renovado por una simple cuestión: la Ley y las Administraciones, que se encargan de hacerla cumplir, exigen que haya una formación continua y un reciclaje, y el carnet de manipulador de alimentos no es una excepción.

Casualmente, de vez en cuando, muchos trabajadores llegan a mostrar la certificación a sus colegas de trabajo, inspectores de salud locales y empleadores cuando están tratando de encontrar un nuevo trabajo en un establecimiento diferente, o cuando terminan de renovarlo. La certificación refleja sus aptitudes y actitud para demostrar conocimientos en materia de seguridad alimentaria.

Realizar cursos de capacitación ayuda a encontrar un trabajo. También en el sector alimentario.

Para las nuevas contrataciones, las certificaciones permiten a quien busca encontrar un empleo en el sector agroalimentario tener ventaja en un trabajo en un establecimiento bien reconocido. Las certificaciones también permiten que los recién graduados universitarios puedan lograr un puesto de becario, o algún tipo de contrato inicial, por el hecho de demostrar habilidades en seguridad alimentaria. Todos los días puedo constatar la importancia de contar con personal bien formado e implicado en seguridad alimentaria para las empresas con las que trabajamos desde Qualitatis Health.

¿Por qué los empleadores prefieren a los trabajadores con certificación? Analicemos los motivos que pueden explicar el valor que le dan los empleadores a los cursos de certificación en inocuidad de los alimentos:

  • Productividad incrementada. Esto no sólo sucede para trabajadores del sector alimentario: la capacitación en todas las industrias ha demostrado un aumento de la productividad general del negocio que puede ayudar a las empresas a recuperar su inversión inicial.
  • Aumento de la moral de los empleados. El motivo es fácil de comprender: la capacitación mejora la ética laboral y la profesionalidad de los manipuladores de alimentos, se sienten más confiados en sí mismos, lo que a su vez, ayuda a mejorar la seguridad alimentaria en general en el lugar de trabajo.
  • Tranquilidad y confianza en sí mismo a la hora de afrontar los retos de la seguridad alimentaria. Un plan de formación adecuado a las necesidades de cada negocio sobre seguridad alimentaria, tanto para empleados como para gerentes y miembros del equipo APPCC es un componente crítico para las operaciones de restaurantes y servicios alimentarios. La confianza en lo que se está haciendo es fundamental para el éxito de la tarea. Si los manipuladores de alimentos tienen tranquilidad cuando su personal está capacitado en seguridad alimentaria, y no sólo hablamos del carnet de manipulador de alimentos, las cosas suelen salir mejor. Para un directivo es importante que los trabajadores de los alimentos estén equipados y bien formados para mantener adecuadamente los alimentos en condiciones seguras para sus huéspedes, clientes o consumidores. La formación es básica para mantener a las enfermedades transmitidas por alimentos a raya. Sin duda, saber que su personal ha obtenido una certificación de seguridad alimentaria y que dicha formación es la adecuada, genera confianza, en los directivos y en los manipuladores de alimentos. Seguro que ayuda a trabajar más a gusto.

No podemos estar más de acuerdo en cómo la capacitación en inocuidad de alimentos ayuda a los trabajadores de alimentos a realizar su papel en la protección del público de las enfermedades transmitidas por los alimentos. Además, y esto es opinión personal, creo que si un trabajador está bien formado y es capaz de ayudar a su empresa con las tareas de calidad y seguridad alimentaria, el puesto es suyo.

Si te estás planteando formarte o formar a tus trabajadores puedes contactar con nosotros. Nos encanta trabajar en soluciones formativas a medida. Otra opción es que permanezcas atento a nuestra sección Cursos, ya que en breve presentaremos novedades muy interesantes. Tenemos la formación que necesitas, verás lo gratificante que es saber que estás ayudando a mantener a tus clientes sanos y salvos haciendo bien tu trabajo.