Código QR de botella de kétchup Heinz enlaza con web de porno duro.

9 julio 2015
Publicado por José Sendra Lillo
  • La conocida multinacional de salsas Heinz tuvo una crisis de reputación online por no gestionar bien la duración del dominio de su promoción. Cuando acabó la promoción el dominio quedó libre y una web de pornografía lo reclamó para sí. La gestión del Social media se debe planificar de principio a fin. En esta entrada te contamos lo que sucedió.
Código QR de botella de kétchup Heinz enlaza con web de porno duro.

Las grandes marcas, y las no tan grandes, implantan, cada vez más, códigos QR en su etiquetado. Es una gran manera de fidelizar y mejorar la estrategia de marketing vinculada a páginas web y redes sociales. La seguridad alimentaria tampoco está exenta, y también hay marcas que promocionan su estrategia de seguridad alimentaria a través de estos códigos. Las empresas realizan grandes esfuerzos para producir alimentos seguros y de calidad y no son pocas las compañías que promocionan dicho esfuerzo.

Sin embargo, el caso que hoy vamos a contaros fue más bien todo lo contrario. Un consumidor alemán de kétchup Heinz, Daniel Korell, trató escanear un código QR en una botella de esta conocida marca de kétchup. El usuario, pensando que estaba accediendo a una promoción para diseñar su propio sello, fue redirigido a un sitio porno alemán llamado Fundorado, según informó TheLocal.de.

Resulta que la botella había caducado. La marca Heinz, que había utilizado el dominio de la página web del concurso, que se desarrolló entre 2012 y 2014, no había renovado el dominioe. En el momento en el que finalizó el concurso un sitio porno reclamó para sí el dominio de la página web de la que era propietaria la conocida marca de salsas.

El Sr. Korell escribió en la página de Facebook de Heinz: "Su ketchup realmente no es para las personas menores de edad". "Incluso si la botella era un sobrante, lo puede seguir siendo en muchos hogares. Es incomprensible que no haya reserva el dominio de uno o dos años. Realmente no cuesta la tierra".

El equipo de social media de Heinz respondió: "Realmente lamentamos el evento mucho y estaremos encantados  de tener sus sugerencias de cómo implementamos campañas futuras a bordo."

Heinz también ofreció el Sr. Korell una botella de salsa de tomate con una etiqueta de su propio diseño a modo de disculpa. Desde el otro lado de la barrera, la página de Facebook de Fundorado intervino en el embrolllo sugiriendo que Heinz había confundido su sitio porno "Hot Pink" con salsa de tomate "Pink EZ Squirt".

Contar con un equipo adecuado de Social Media que planifique una campaña de principio a fin es fundamental. No sabemos qué sucedió con los responsables de la campaña de Heinz, pero seguro no quisiéramos estar en la piel de sus responsables. Desde Qualitatis Health contamos con expertos formados en la materia, no dudes en contactar con nosotros para gestionar las Redes sociales de tu empresa y no dejar detalles como el que te hemos contado al azar.