5 consejos para un verano seguro si trabajas en el sector del catering com a manipulador d'aliments.

26 julio 2017
Publicado por José Sendra Lillo
  • Por regla general, el verano es la época del año en la que más eventos se celebran: bodas, comuniones, eventos sociales, presentaciones, fiestas en hoteles, fincas privadas. Seguro que este verano os invitan a algún evento en el que la comida no se prepara en ese mismo lugar. ¿Pensáis que todo está bajo control cuando coméis o cenáis comida de catering? Bueno, no quiero asustaros, debería estarlo. Vamos a ver qué puntos deberían cumplirse por parte de empresarios y manipuladores de alimentos para que no haya problemas por parte de quien prepara y sirve un catering.
5 consejos para un verano seguro si trabajas en el sector del catering com a manipulador d'aliments.

Llevar un catering es un negocio cuanto menos exigente. Los alimentos se transportan desde un punto "A", donde se cocinan en su mayoría, hasta el punto "B", donde se sirven. En todo este proceso, las viandas se deben mantener seguras. Lo que os puede parecer un desafío es el trabajo de un día normal para los manipuladores de alimentos del sector. Por todo ello, es fundamental trabajar en una planificación exhaustiva para servir el equipo, utensilios, platos, servilletas, bebidas, manteles y cualquier otro elemento que requiere un nivel increíble de organización.

Pero no lancemos las campanas al vuelo: añadid a todo esto los peligros inherentes al transporte de alimentos durante el verano (y sus calores), y el trabajo puede resultar aún más traicionero. Aquí van cinco consejos para ayudar a mantener la comida y a sus invitados seguros:

1.- Vigila la temperatura: El peligro número uno en el transporte de alimentos en verano es el deterioro debido a las elevadas temperaturas. Es más, si tienes una empresa de catering asegúrate de invertir en un buen equipo de transporte: enfriadores, furgonetas adecuadas y vehículos aptos para ello. Trata de limitar la cantidad de tiempo que el alimento pasa en un vehículo de transporte. El deterioro de los alimentos también puede ocurrir en los camiones refrigerados durante una ola de calor durante el verano. Cuando lleguen a su destino, es conveniente sacar los alimentos de la camioneta tan pronto como sea posible. También es recomendable mantenerlo en los calentadores o enfriadores. Otra recomendación es monitorizar las temperaturas regularmente para asegurarse de que no están en la zona de peligro. Recordad nuestra entrada sobre la medida de la temperatura y la importancia de emplear el termómetro. Mantened los alimentos calientes por encima de los 55- 60 ºC grados y los fríos por debajo de los 4 grados.

2.- Evita los alimentos peligrosos. Aplica la lógica. Presta atención a alimentos como ensaladas, patatas con mayonesa, cualquier tipo de pescado o marisco que vaya a requerir atención adicional de tu equipo. Los huevos duros a temperatura ambiente tampoco son recomendables. Hoy en día los diseños del menú tienen estos factores en cuenta. Pero vigila las trampas porque durante el verano se multiplican los peligros cuando se trabaja con alimentos que se estropean fácilmente.

3.- Vigila las plagas: Di no a los Insectos, pero no vale con decirlo, hay que actuar. Redobla los esfuerzos durante la época de más calor para mantener a los insectos alejados de los invitados y los alimentos a servir. Sobretodo cuando sirvas alimentos al aire libre. No hay nada menos apetecible que ver moscas u otro tipo de bichos alrededor de una bandeja repleta de comida. Si lo necesitas, emplea tapas extra para servir bandejas, ventiladores, trampas para insectos, o lo que sea. Contacta con tu empresa de control de plagas, ten un plan, porque vendrán a por tu comida. En este sentido, el plan de gestión de residuos es otro pilar fundamental: ten cuidado al eliminar la basura lo más rápidamente posible ya que también atraerá moscas y otras criaturas no deseadas.

5 consejos para un verano seguro si trabajas en el sector del catering com a manipulador d'aliments.

4.- Que no falte el hielo. Ya sea para bebidas o simplemente comida, el hielo es esencial para cualquier evento de catering al aire libre. Asegúrate de tener refrigeradores que eviten que el hielo se derrita y, si es necesario, reponlo a la mitad del evento. Llevar refrigeradores llenos de hielo durante el calor del verano podría ser un poco desalentador, pero completamente necesario.

5.- Cuida a tus empleados: Si las altas temperaturas son peligrosas para la comida, también son potencialmente peligrosas para los trabajadores. Asegúrate de que se hidratan correctamente, ten listas neveras o equipos con hielo, agua, bebidas refrescantes, aperitivos y cualquier otra cosa que puedan necesitar. Recuerda que los camareros, y cualquier manipulador de alimentos, deben beber agua a menudo y mantenerse alejados del sol tanto tiempo como sea posible. Las frutas frescas como las uvas, las naranjas y la sandía también pueden ayudar a todos a mantenerse hidratados. No está de más que en los cursos de formación para tus manipuladores de alimentos hagas hincapié en la importancia de su seguridad.

En conclusión, servir un catering durante el verano tiene retos que no encontrarás cuando se sirve comida en un restaurante. Por ello, es clave para el éxito y la seguridad alimentaria la planificación cuidadosa. ¡Prepárate para las peores condiciones para lograr lo mejor! Si necesitas formación para manipuladores de alimentos para ti o para tu equipo puedes obtener todos los certificados hoy en la sección “Cursos” de nuestra web. Te recomendamos especialmente nuestro Curso de Restauración Colectiva: Procesamiento de Alimentos Seguros. Te será de utilidad en este sector.